Ciclismo

Por su naturaleza, Vallehermoso y La Gomera son territorios óptimos para la bicicleta, es más, se puede destacar que nuestras carreteras, pistas forestales y algunos senderos son equipamientos que ofrecen un nivel profesional para el entrenamiento y la práctica deportiva de algunas modalidades ciclistas, gracias al grado de desnivel altitudinal, a la configuración de las vías y a la longitud de las mismas.

En cuanto a Mountain Bike, la modalidad que más abunda en los últimos años es el “Enduro”, que combina el descenso por pistas y senderos con el recorrido a pie de algunos tramos. Ciertos equipos ciclistas locales describen algunos tramos de Vallehermoso como óptimos y de gran nivel profesional. Es esta una actividad emergente de ocio deportivo en la isla.

A su vez, Vallehermoso cuenta con algunas pistas forestales que se prestan para el recorrido simple o el descenso, como son la pista de Epina a Chijeré, La Mesta, Piedra Hincada o Gerián-El Verodal entre otras.

En la Isla existen algunas empresas, ubicadas en Valle Gran Rey, Hermigua y Vallehermoso (Ymaguara), que ofrecen al turista actividades y recorridos en bicicleta por alguno de nuestros parajes y que además cuentan con servicio de transporte hasta el punto de inicio de los mismos.

En cuanto al ciclismo clásico, el de carretera, la Isla de La Gomera es una auténtica joya, un territorio que brinda unas carreteras en muy buen estado, con perfiles altitudinales muy diversos y grados de dificultad variados donde abundan sobre todo los ascensos de montaña de alto nivel. Por ello no es de extrañar que en los últimos años la isla sea un lugar frecuentado por equipos profesionales de toda la provincia, y en la isla exista ya un club ciclista que organiza eventos deportivos con frecuencia.

Conoce más sobre Vallehermoso

El Parque Nacional de Garajonay

En La Gomera se refugia uno de los bosques más emblemáticos y singulares del Estado español, el Garajonay. La permanente presencia de nieblas provenientes de los vientos alisios atlánticos, descargan sobre las cumbres insulares toda su frescura y humedad, permitiendo así el desarrollo de formaciones selváticas que existieran en la cuenca mediterránea millones de años […]

Más información