Paisaje Protegido de Orone

Este espacio natural comprende dos de los más grandes barrancos de la isla en cuanto a profundidad y longitud, el de Erque-La Rajita y el de La Negra, los que se desarrollan desde la cumbre central hacia la costa suroeste del municipio de Vallehermoso. El contraste de entornos y las dimensiones del Paisaje Protegido engloban multitud de elementos de alto valor paisajístico, natural y cultural. En este territorio encontramos asentamientos rurales insertos en un paisaje con sectores de laderas profundamente escalonadas.

La vegetación del espacio se caracteriza por la abundancia de especies xerófilas y termófilas, como balos y tabaibas en las zonas más bajas, y de jarales y codesares, en las más altas, además de dispersos asentamientos de sabinar, palmeral y cardonales. En la cabecera de estos barrancos y gracias al desbordamiento del mar de nubes, aparecen también algunos bosquetes de Monteverde y pinos de repoblación.

De las 1788 hectáreas que comprende este espacio, más de la mitad se localizan en Vallehermoso, y, a la par que presenta una buena representación de los ecosistemas de la vertiente sur, abarca también unos 2,2 km de costa acantilada donde es frecuente encontrar poblaciones de avifauna marina como pardelas (Clonectris diomedea, Puffinus assimilis), petreles de Bulwer (Bulweria bulweria) y paíño común (Hydrobates pelagicus).

Conoce más sobre Vallehermoso

Macayo

Este barrio, situado a unos 2 km del pueblo en dirección a Epina alberga un denso palmeral y un conjunto paisajístico y etnográfico ligado al aprovechamiento agrícola (papas y viña principalmente). Muchas casas conservan el estilo rural tradicional, fabricadas de piedra y barro, con tejados a dos aguas. Particularmente interesante resulta el estilo constructivo de […]

Más información