Erque y Erquito

Son dos pequeños caseríos localizados en el interior del Paisaje Protegido de Orone, en la cabecera del Barranco de Erque, en la parte sur del municipio de Vallehermoso. Se accede por una pequeña carretera asfaltada que encontramos entre Igualero y Chipude.

Se trata de dos asentamientos muy dispersos, a lo largo de uno de los barrancos más profundos e impresionantes de toda la isla. Esta zona, que ya estaba habitada en el siglo XVIII, estaba aislada del resto de la isla por grandes desniveles, viéndose su población en la obligación de ser prácticamente autosuficiente, lo que se pudo lograr gracias a la abundancia de agua en la zona y a la rica agricultura de sus terrazas de cultivo, ganadería e intercambio de mercancía con las zonas de costa y cumbre. Los conjuntos de casas mantienen el aspecto rural tradicional, con casas antiguas de piedra y otras más nuevas de cemento dispuestas de forma escalonada sobre las laderas. Junto a las viviendas también se conservan muchos paredones, caminos, eras y hornos. Todo ello rodeado de grandes palmerales.

Conoce más sobre Vallehermoso

Tazo

Se sitúa en la cuenca al NO de la isla, entre los palmerales naturales más extensos de Canarias (12.220 palmeras), factor que perfila un paisaje etnográfico singular, caracterizado por una actividad agrícola de autoconsumo y conjuntos de casas de arquitectura rústica y tradicional. Cuenta con unas 40 edificaciones residenciales que definen el carácter de caserío […]

Más información